Publicado por & archivado en .

Material, que se encontraba custodiado por la Universidad Autónoma de México, estará a cargo del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, e incluye 52 entrevistas grabadas sobre la experiencia de los exilios latinoamericanos en México; números de la Revista La Verdad Sin Compromiso desde 1977 hasta 1987; 1.153 documentos que contienen literatura, conferencias e informes, de la Casa de Chile en México, entre otros.

Publicado por sitio web Presidencia

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, participó en la ceremonia de entrega al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de los archivos del exilio chileno en México, custodiados hasta ahora en la Universidad Autónoma de México, sede Xochimilco.

“Este Museo de la Memoria y los Derechos Humanos ha sido una institución clave, no sólo en la construcción de un relato compartido sobre los crímenes que se cometieron en nuestra patria, sino también en el rescate de la memoria del exilio”, dijo la Mandataria.

La instancia se generó luego que el embajador de Chile en México, Ricardo Núñez; la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), y la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo de Chile (AGCID) financiaron el “Acervo Documental del Exilio Chileno en México”, que permitió reunir y donar el material documental.

Además, los ciudadanos chilenos residentes en México, Fernando Shultz y Sonia Daza, entregarán en comodato material de audio, colecciones personales y documentos.

El grueso del archivo proviene de la Casa de Chile en México, que comenzó a funcionar en septiembre de 1974 y cerró sus puertas en 1993.

La Gobernante afirmó que “son muchas las historias que se entrelazan para hacer posible esta donación. Es la Casa de Chile en México, por cierto, que llegó a reunir una biblioteca de más de 3 mil volúmenes y un importante acervo documental. El embajador Ricardo Núñez, que vivió su exilio en México, siguió el rastro de los materiales reunidos en la Casa de Chile, y puso en marcha el trabajo mancomunado de diversas instituciones y personas. Entre ellas, el profesor Fernando Schultz, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, quien además enriqueció este archivo con sus papeles personales, así como Sonia Daza, la última encargada de la Casa de Chile. Y las agencias de cooperación internacional de Chile y México, a través del Fondo Chile-México, aportaron sus recursos para ordenar el archivo, ampliar la búsqueda, posibilitar el transporte y financiar los seguros que implica manejar un conjunto de documentos de esta magnitud”.

Entre los documentos custodiados en los archivos se cuentan: 52 entrevistas grabadas sobre la experiencia de los exilios latinoamericanos en México (“Refugio a la democracia. La experiencia de los exilios latinoamericanos en México”); Números de la Revista La Verdad Sin Compromiso desde 1977 hasta 1987; Número de revistas Latinoamericanas; 1.153 documentos que contienen literatura, conferencias e informes, de la Casa de Chile en México; Revista mensual Democracia Ahora; y Listados de prisioneros.

Al finalizar su discurso, la Jefa de Estado se refirió a México como “el país que recibió a Hortensia Bussi y que puso a disposición de Pablo Neruda un avión que el poeta no alcanzó a abordar; el país donde se realizaron encuentros y conferencias internacionales, entre ellos la Tercera Sesión de la Comisión Investigadora de los Crímenes de la Junta Militar, en febrero del 75, y en la que participaron, entre otras personalidades, Orlando Letelier, Julio Cortázar y Harald Edelstamm. Fue siempre, y siempre ha sido, un país de brazos abiertos y manos tendidas, y por eso nuestra gratitud eterna”.